Dinero y Riqueza

Un día, un rico terrateniente, decidió llevar a su hijo a visitar a sus primos que vivían fuera en una aldea rural.

Estuvieron tres días conviviendo con ellos.

Volviendo de su viaje, el padre preguntó a su hijo…

Hijo ¿disfrutaste la pequeña aventura que hemos tenido?.

Si, me encantó papá, respondió su hijo.

¿Pudiste ver cómo vive la gente pobre?, preguntó el padre.

Si, respondió su hijo.

Y ¿has aprendido algo de nuestra corta estancia con tus primos?, preguntó de nuevo el padre.

El hijo respondió, Bueno….

Nosotros tenemos tres perros y ellos tienen uno.

Nosotros tenemos una piscina interior con calefacción y ellos tienen un enorme lago que llega hasta el mar.

Nosotros tenemos grandes farolas que iluminan el camino que lleva a la casa. Ellos tienen la luna y las estrellas.

Nuestra calefacción central de la casa nos mantiene calientes y ellos hacen fuego con leña.

Nosotros tenemos propiedades y ellos tienen las colinas y montañas que se ven desde lejos.

Nosotros tenemos sirvientes pero ellos a través de un pequeño negocio sirven a la gente vendiendo lo que cultivan en el campo.

Nosotros compramos nuestra comida. Ellos la cultivan y hacen crecer.

Nosotros tenemos muros de piedra que rodean nuestra propiedad pero ellos viven libres sin límites.

Su padre se quedó pensando en silencio y su hijo añadió:

Gracias Papá por enseñarme que pobres somos

Hace bastante tiempo que leí esta historia y me pareció interesante recuperarla como reflexión en el blog.

Cuando la leí me hizo reflexionar sobre las diferentes perspectivas que puede tener el dinero y la riqueza según la visión que tengamos.

La religión budista respecto a este tema dice en sus enseñanzas que lo malo no es el dinero y la riqueza sino que es el sufrimiento de nuestros deseos ya que estos buscan ser satisfechos y esto nos coloca en una posición de querer y desear.

El dinero solo se vuelve nuestro enemigo si empieza a cambiarnos y a poseernos. Se vuelve malvado si empieza a controlar nuestros pensamientos y acciones. La codicia hace que el dinero se convierta en malo en definitiva.

Sin embargo, el dinero no es ni bueno ni malo. Puede ser cualquiera de los dos dependiendo de la persona.

Si una persona desea el dinero por egoísmo y necesita siempre mucho dinero, esto causa sufrimiento para uno mismo y para los demás a su alrededor.

En cambio, si el dinero se utiliza para ayudar a los demás entonces tener dinero no será considerado como malo sino bueno.

Las enseñanzas budistas enseñan también ciertas prerrogativas acerca del dinero y su buena gestión.

Es increíble cómo estas pueden aplicarse hoy en día a nuestras Finanzas personales.

Según su tradición, la verdadera riqueza no depende del dinero que ganas sino del trabajo que aportas a una tarea. La riqueza sólo se puede adquirir a través de la constancia y la pasión que pongas en tu trabajo.

Buda enseña que no es malo ser el dueño de propiedades porque así podemos proveer a nuestra familia y a otras personas necesitadas.

También dice que para ser realmente feliz debemos evitar las deudas y si ya tenemos deudas, pagarlas cuanto antes. Tener Deuda provoca mucha ansiedad y sufrimiento.

Enseña a no poner el dinero en el centro de nuestras vidas y si considerarlo como un medio para poder vivir.

La riqueza nunca debe ser nuestro objetivo para ser felices. Nunca debemos pensar qué felices seríamos si tuviéramos dinero.

Mi opinión personal de todo esto es que,como ya he dicho, el dinero es simplemente un medio y lo importante es lo que haces con ese dinero.

En esta sociedad que vivimos, se nos empuja a comprar muchas cosas que no necesitamos realmente. Debemos establecer prioridades en nuestra vida y vivir acorde a esas prioridades. No llenar nuestra vida de cosas superfluas sino de cosas que nos importen y nos llenen de verdad.

En cuanto a la riqueza, yo creo que es un término muy amplio que no sólo abarca el tema económico sino también el bienestar de uno mismo en su vida.

La riqueza puede referirse también a vivir con salud, cuidarse, llevar una vida equilibrada, disfrutar de la familia y las buenas amistades, hacer en definitiva lo que a uno le gusta.

Ahora os toca a vosotros. ¿Qué experiencias habéis vivido o sentimientos habéis sentido acerca del dinero y la riqueza? Podéis dejar vuestros comentarios al final de este artículo.

 

Gracias por pasaros por este blog.

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of