John Lee, de pequeño inversor a millonario

John Lee es considerado el inversor privado con más éxito de Gran Bretaña a sus 76 años.

Él siempre recuerda a su padre, un médico de Manchester, sentado en su biblioteca, fumando su pipa y leyendo las principales revistas británicas de inversión.

* fotografía de thisismoney.co.uk

Su padre ya gestionaba por aquel entonces una pequeña cartera para su madre y él ahora gestiona las carteras de su mujer, sus dos hijas y un fondo de Caridad.

Gracias a su padre ,que le dio con 15 años una pequeña suma de dinero para que lo invirtiese en la Bolsa, empezó a comprar acciones de una compañía naviera donde invirtió 45 libras y que no hizo más que hundirse y perder algo más de la mitad de la inversión.

Es bueno tener de vez en cuando pérdidas porque es parte del proceso

 

Mucha gente, si tuvieran éxito demasiado pronto en Bolsa creerían que son el Rey Midas y que todo lo que tocan se convierte en oro

Cuando cumplió los 21, en 1963, John Lee aprobó para ser contable. Fue entonces cuando decidió pasar de ser inversor particular a llegar a trabajar en una firma de inversión privada.

Durante los dos años que allí estuvo aprendió muchísimo sobre finanzas y es donde se inició en la inversión en pequeñas empresas, small caps, que es la base de su filosofía de inversión.

John Lee, a partir de este momento,pasó de invertir sus ahorros , unas 150.000 libras, en varias pequeñas empresas británicas hasta amasar una fortuna de 4,5 millones de libras gracias a sus inversiones,lo que supone multiplicar por 30 veces su patrimonio.

Su estrategia es la clásica de Comprar y Mantener (Buy&Hold). Reconoce que sus métodos de inversión que ha ido acumulando durante 55 años no son fáciles para cualquier inversor ya que su estrategia requiere mucho sentido común y paciencia.

Lo importante no es perseguir ganancias, sino evitar pérdidas

A la hora de invertir huye de invertir en empresas que no entiende o sectores de gran riesgo como empresas de biotecnología, de exploración o start ups.

También es muy normal verle en las reuniones anuales con los inversores de las empresas que tiene en cartera. Es una tarea que disfruta mucho, según él, ya que así está informado de lo que ocurre en las empresas y se puede hacer una idea de la calidad de los gerentes de la mismas.

Su empresa ideal sería aquella que “ tiene su sede en Gran Bretaña pero que tiene clientes por todo el mundo”. Le encanta el tipo de compañías familiares donde una familia es propietaria de un gran número de acciones y debido a que muchos miembros de esa familia dependen del dividendo que reparta la empresa,pues pueden presionar más fácilmente a los gerentes para que la empresa vaya bien y mantengan o aumenten el dividendo.

Además valora mucho que los gerentes tengan muchas acciones de la empresa porque piensa que les servirá de incentivo para centrarse en llevar a la empresa a la mejor situación financiera en el largo plazo.

En 2013, debido a su éxito, se decidió a escribir un libro que se llama How to make a million slowly y plasmar allí todas sus ideas para animar a la gente a que invierta y tengan también éxito en sus inversiones.

* fotografía de amazon.com

La única pena que tiene este hombre es que sus hijas no tienen su misma pasión por las inversiones y las finanzas. Tiene el total apoyo de su familia, ya que ven que se le da muy bien, pero no puede compartir con ellas esos conocimientos y experiencias.

Como resumen y ya para finalizar este artículo estos son algunos de los consejos que son importantes para John Lee para que tengas éxito en las inversiones :

  • Invierte a Largo comprando acciones y no vendas a no ser que la empresa vaya mal o elimine su dividendo.
  • Reinvierte todos los dividendos. Aquí es donde los inversores hacen la mayoría de sus retornos según él.
  • Evita las empresas con mucha deuda. Las empresas con niveles crecientes de deuda no son buenos pagadores de dividendos. En su lugar, busca empresas con mucho efectivo.
  • Evita en la medida de lo posible invertir en los Fondos de Inversión. No hay garantías de que alguien a quien pagues para comprar acciones en tu nombre lo haga correctamente. Para evitar decepciones, toma tus propias decisiones de inversión y aprende de tus errores.
  • No te preocupes si un día la bolsa baja y otro día sube. Aquellos que ven el Largo plazo y reinvierten sus dividendos no deben estar preocupados por encontrar el mejor momento para invertir.

 

Fotografía de banner inicial de presentación obtenida de thisismoney.co.uk

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of