Las 9 Trampas Financieras a evitar

Las trampas financieras existen y están a la vuelta de la esquina. Como yo, probablemente vosotros también hayáis caído alguna vez en alguna de ellas.

Deciros que no me gustan nada las apuestas, el casino…etc. sólo por el mero hecho de perder dinero tontamente o que me engañen, sinceramente me deja una sensación muy negativa que suelo evitar.

Por este motivo me he decidido a escribir este artículo, para descubrir entre todos esas trampas financieras que hacen que perdamos dinero, unas veces conscientemente y otras de forma inconsciente.

En mi opinión creo que existen 9 trampas financieras que harán que tu patrimonio disminuya. Esta lista no es ni mucho menos cerrada ya que puede haber muchas más pero para confeccionar este artículo yo he decidido centrarme en estas nueve.

 

1.- Seguir a la sociedad en los hábitos de consumo

Con esto me refiero a seguir las tendencias de lo último en tecnología por ejemplo. Comprarse el último modelo de móvil sólo porque mis amistades y conocidos lo tienen.

Este es un tema que considero que es un círculo vicioso, según yo lo veo, ya que no paran de salir nuevos productos y cada uno con una funcionalidad diferente que mejora al anterior. Si entramos en esta rueda y nos dejamos llevar, estaremos cambiando de móvil o portátil cada poco tiempo y esto afectará a nuestras finanzas.

Lo mismo pasa también con seguir las tendencias de la moda. Comprarme la ropa que me muestra una revista de moda o porque un famoso/a lleva determinada ropa, calzado o peinado, yo trato de imitarlo/a por el simple hecho de que está de moda y así podré alardear ante mis amistades o conocidos.

Yo creo que todo depende de personalidad. Ser uno mismo y no dejarse llevar por estas tendencias es fundamental. Es difícil, pero una vez que consigues tener esa personalidad fuerte para no prestar atención a esas cosas, te sientes muy bien contigo mismo.

 

2.- Vivir sin un presupuesto personal

En este blog leeréis mucho esto de realizar tu propio presupuesto. No me cansaré de repetirlo porque yo creo que es el núcleo de todo plan financiero personal.

No disponer de un plan y no tener idea de lo que ingresas y gastas pronto te puede llevar al desastre o por lo menos a la falta de control financiero.

 

3.- Mentalidad de “ Lo compro ahora y lo pago más tarde”

Nos hemos acostumbrado a que como nos financian la compra de un coche, móvil, Tablet…etc pues aunque no tengamos dinero no pasa nada. Podemos tener las cosas que queramos en el momento y ya las iremos pagando poco a poco.

Los pagos de una pequeña cantidad de forma mensual durante unos años también puede considerarse como trampa ya que nos enganchan los comercios con esa pequeña cantidad mensual y no nos damos cuenta de los intereses que estamos pagando.

Hace unos meses, fui a una cadena muy conocida -por lo menos en Europa- de electrodomésticos y tecnología para cambiarme de móvil ya que el que tenía me daba muchos problemas. Delante de mío tenía una pareja, que no parecía que fueran ricos, comprando un móvil que costaba casi 900€. Por supuesto lo financiaron y yo pregunté por curiosidad el coste de la financiación.

La persona que me atendió, me vendió muy bien la financiación y me dijo que de intereses sólo se pagaba un poco más de un 1% y que la oferta era muy buena. Al leer el folleto de la financiación me di cuenta que era cierto lo que me decía pero lo que no me contaba esa persona es que esos intereses eran mensuales por lo que el interés total podía llegar a más de un 12%.

A esta pareja que comentaba antes, el móvil de casi 900€ lo estaban comprando en realidad por más de 1000€. Si se parasen a pensar seguro que no lo compraban. Pero ésta es la trampa en la que quieren que caigamos.

 

4.- Leasing del coche

En apariencia puede parecer que utilizar el leasing que te ofrecen las casas de coches o bancos puede parecer muy ventajoso porque pagas una pequeña cantidad mensual y el mantenimiento del coche está cubierto durante todo el periodo de validez del contrato de Leasing.

Pero como en todo siempre hay inconvenientes que debes valorar. Si te paras a hacer cuentas sobre los pagos que debes hacer y las condiciones del contrato puede que no todo sea tan bonito y tan ventajoso como pensabas en un primer momento.

Es cierto que un coche es un bien necesario pero también es un mala inversión. Es un bien que se desprecia rápidamente y ya desde que sale del concesionario de coches los expertos dicen que puede llegar a depreciarse un 20%.

¿Pero que solución tenemos los consumidores ante esa necesidad como es el coche?. 

Lo que tenemos que valorar es, primero, el uso que le vamos a dar al coche. Si no vas a usarlo mucho y va a estar en el garage puede que igual tendríamos que valorar otras alternativas como el transporte público o coche de alquiler por horas o días.

Los tiempos están cambiando y la generación de los millenials ya no valoran tanto tener un coche y por consiguiente los gastos que conlleva tener el mismo como reparaciones, gasolina, mantenimiento y gastos de garage.  

Segundo, determinar nuestra capacidad económica. Si optamos por poseer un coche, quizás para no pagar demasiado por él, optar por un coche tipo utilitario y no tan grande. También podemos buscar un coche de segunda mano en buen estado.

Alternativas hay, lo que debemos hacer nosotros es ser realistas con nuestra capacidad económica y con el uso que le vamos a dar. También decir que en esto tenemos que evitar lo que comentaba en el Punto 1 y no seguir las tendencias de la sociedad y comprar un coche elegante para alardear con mi familia y amistades pero yendo con el agua al cuello en los pagos del mismo.

 

5.- Me compro una casa que no puedo pagar

La búsqueda de una casa o piso puede ser una tarea llena de emociones contradictorias ya que buscando en el mercado hemos podido ver una casa que nos encanta y además es más grande que la de mi amigo o primo pero el problema es que no la puedo pagar. Aun así me endeudo y ya la pagaré como sea.

Debemos controlar esas emociones y ser prácticos. Encontrar la casa que nos gusta sí pero también ser realistas con nuestro presupuesto y con nuestros ingresos futuros. No importa que la casa sea más pequeña que nuestros conocidos o esté en una zona que no sea tan glamurosa, lo que importa es que veamos que esa casa cumple nuestras necesidades básicas y esté a un precio razonable y podamos pagar.

En cuanto a las casas a reformar, decir también que tenemos que evitar también ese tipo de casas con muchas necesidades de reparaciones ya que ese coste extra de las reparaciones es lo que te quitará para vivir tu vida, tendrás una casa preciosa pero no podrás salir de ella porque no tienes dinero para hacer otras cosas como hobbies, viajes o lo que te guste hacer en tu vida.

 

6.- Estafas piramidales

Seamos sinceros, todos estos anuncios de “Mete tu dinero en este sitio y verás cómo multiplicas el mismo por X” “ Yo deje mi trabajo y desde que estoy en este sitio invirtiendo estoy ganando mucho dinero y mira que coche de lujo me he comprado”, todo esto es mentira y no paro de ver estos anuncios en determinadas redes sociales.

Son estafas que juegan con la gente para que les des tu dinero. No hay forma de hacer un patrimonio de forma rápida y sin trabajar. El dinero hay que ganárselo trabajando, ahorrando, esforzándose e invirtiéndolo con sentido común. No hay otra forma, yo por lo menos la desconozco.

Sinceramente, me da mucha pena toda la gente que responde a estos anuncios porque al final la historia siempre acaba mal.

 

7.- Mentalidad de “ Yo no gasto mucho, compro muchas cosas pero son todas muy baratas”

Aunque parezca increíble, una buena cantidad de dinero se gasta, no a través de grandes gastos, sino de pequeñas compras.

Os pongo el ejemplo del coste de la compra de un café todos los días. Digamos que el precio medio de un café puede estar en 1€ y 50 céntimos. Si multiplicamos ese 1€ y 50 céntimos por 365 días del año nos sale que gastas al año 547€ sólo con el consumo de café. Si fumas, el precio medio puede estar en 3,50€ por cajetilla de tabaco. Si multiplicas esos 3,50€ por 365 días te sale que estás gastando en tabaco 1277€ al año y encima te estás perjudicando tu propia salud.

 

8.- Vivir de nómina a nómina cada mes

La gente ahorradora prioriza sus ahorros frente a otras cosas. Estas personas tienen un plan muy claro, saben cuánto ahorrar, cuánto gastar y comprueban sus progresos mes a mes. No esperan a ahorrar a final de mes con lo que les ha sobrado sino que nada más recibir su nómina apartan una cierta cantidad y la invierten.

 

9.- No ahorrar para cuando vengan los problemas

Desafortunadamente a todos nos vienen malos momentos y cosas malas nos van a pasar a pesar de que tratemos de evitarlas.

Gastos imprevistos como reparaciones en la casa, gastos de taller del coche…etc. no ocurren todos los días pero alguna vez llegan. En vez de financiar esos gastos y utilizar la tarjeta de crédito, ahorra cada mes una pequeña parte de tus ingresos y ten un plan de emergencia.

Con estos pequeños consejos te ahorrarás muchos disgustos.

Y estas son las principales trampas financieras que yo veo y que debemos evitar a toda costa. Es tu turno ahora de comentar en que trampas has caído tú en el pasado y cómo has aprendido y estás tratando de evitarlas.

Gracias por pasaros por este blog.

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of